sábado, 31 de octubre de 2009

Opera de Pekín: 红灯记 "La leyenda de la linterna roja". Una ejemplo de la transformación de la ópera tradicional a la ópera de la revolución cultural.




红灯记 "La leyenda de la linterna roja", es una de las 8 piezas modelo de la Revolución cultural china, y quizás una de las más famosas; sus canciones se siguen cantando en los hogares chinos y sus imágenes han cruzado el mundo y se mantienen como 
íconos de la misma revolución cultural maoísta. (1)

Como parte de los eventos que conmemoran en este 2009 los 60 años de la fundación de la República popular de China, se llevaron a escena decenas de óperas relacionadas con la historia de esta última etapa de gobierno en China, así que las óperas de la Revolución cultural no podían faltar. Para mí era una verdadera oportunidad para comparar la puesta con aquellas que había visto desde hace 4 años, las llamadas óperas tradicionales, además de sumar mi experiencia como espectador a varias películas y ballets que he podido ver en relación a los años 60 y 70 chinos.

Independientemente del tema, el surgimiento de un revolucionario comunista chino común como heredero de las luchas de los padres, la obra es un claro ejemplo de los avances o cambios que se dieron en la estructura de la férrea tradición de la ópera de Pekín hasta ese momento.

Para una introducción y panorama general sobre las obras de la revolución cultural remito al lector a mi entrada del 10 de febrero de 2009: La revolución cultural y el cambio en las artes escéncias chinas.



En esta entrada me gustaríaM sólo exponer brevemente aquellos cambios y elementos característicos que los chinos consideran esenciales en "La leyenda de la lámpara roja" y trataré de ejemplificarlos con algunas escenas que pude grabar de la función del 11 de julio en el teatro Chang'An:


- La absorción del realismo para la puesta en escena y la estructura escénica. Primeramente el uso de una historia contemporánea a la China de los años 60, refiriéndose al pasado (20 años atrás solamente), el momento de la invasión japonesa de los años 40, para explicar la existencia de un espíritu revolucionario y nacionalista de los hijos de la nueva república en la China de los años 60. Vestuario, maquillaje, escenografía, todo debía transformarse; un enorme cambio a los ojos de los chinos pues siempre se habían visto las óperas con toda una elaborada codificación tradicional tanto en vestuario como en maquillaje (2), mientras la escenografía era prácticamente inexistente. Un cambio que se había dado de alguna manera en el cine que al transportar las óperas a ese medio sufría una transformación "realista", pero no en el caso de la escena teatral.

En el siguiente video el personaje central Li Yuhue, entra a un restarante donde se preparan fideos; los comensales actúan de una manera parecida a la realidad, no hay formas de declamación entre ellos ni exageradas maneras de comunicarse; todos realizan sus acciones en un estilo realista, escuchando, comiendo, o sirviendo comida y atendiendo como en el caso de la mujer. Me recuerda escenas de puesta en escena del teatro realista ruso.





- Manteniendo el uso de la acrobacia como medio escénico para expresar una batalla, el uso de nuevas armas (rifles, pistolas, etc) y uniformes (no trajes amplios y pesados, ni zapatos altos) provocó también una transformación en las coreografías acrobáticas; algunas con mucha más acción y a mi parecer en el caso de esta obra con unas de las mejores que he visto montadas.



- El actor mantiene su coreografía de movimientos tradicional pero adaptada a la escena contemporánea. Un ejemplo maravilloso es la escena en la que el héroe Li Yuhue se enfrenta al villano japonés y en todo momento su furia y canto se nutren de la tradicional manera de trabajar en la ópera tradicional.



- Hay un cambio que es difícil de mostrar, el uso de la música contemporánea, utilizando ahora una gran orquesta (en esta función las piezas de gran orquesta estaban pregrabadas mientras se utilizó una pequeña, usando instrumentos tradicionales chinos y modernos). El video que publico muestra un pequeño momento de la orquesta que tocaba en esa función del Chang'An el 11 de julio, verán que no es la clásica tradicional de la ópera de Pekín, y por otro lado escucharan que hay una música instrumental que ellos no están tocando, pues las piezas de la gran orquesta fueron grabadas. Impensable en ninguna opera tradicional anterior.





- El uso de diferentes aditamentos dentro del vestuario que más que evolucionar se transformaron, por ejemplo en el caso de esta ópera, mientras en la ópera tradicional los héroes manejan "las mangas de agua" (extensiones de las mangas en su vestuario que les permite realizar figuras, movimientos y demás acciones con ellas) aquí el personaje principal, Li Yuhue, sin ese tipo de mangas debido a su vestuario realista, maneja las cadenas que lo atan en una muy interesante transpolación, creo yo. (3)




- La adición de música fuera del libreto musical; en éste y prácticamente en todos los casos de las piezas modelos de la Revolución cultural, es la inclusión de "L'Internationale", el himno comunista, en los momentos de mayor fuerza dramática, en este caso cuando los personajes deciden ir hacia su muerte estoicamente.




- El final con alguna danza como en muchas operas tradicionales se mantiene pero evidentemente toda la modernización de objetos y escenografía le da la posibilidad de un enorme golpe de proyección del nacionalismo chino y al final, mostrar la pieza como lo que era, un producto de propaganda del más alto nivel artístico. El público estaba en la apoteosis y lleno de fuerza y alegría, creía ver en sus caras el recuerdo de años de hambre, de soledad internacional, de temor político y del único sustento de vida y fuerza que les daba el teatro, el nacionalismo revolucionario comunista.





红灯记 "La leyenda de la linterna roja", puede en momentos parecer ingenua y de una calidad dudosa en su actuación, pero dentro del contexto de su creación y uso durante los años de la Revolución cultural china es una verdadera joya, y desde mi punto de vista uno de los más claros ejemplos de un intento exitoso de romper con una tradición que había vuelto una rareza antropológica a una expresión escénica.







(1) Una ópera china, a diferencia de la ópera occidental, nunca es vista solo por el canto o la música (la partitura) si no por el montaje que la conlleva. Las puestas en escena de una ópera de Pekín varían muy poco entre ellas, cuando se ve una hoy se está viendo prácticamente la misma producción que la estrenó. Por ello las imágenes icónicas de las óperas modelo de la Revolución cultural.
(2) Aún con cierto varios intentos de modernismo realista en los años 20 y 30 que habían sido vistos como excéntricos o snobs.

(3) Pueden ver un ejemplo de movimientos de mangas en un video de la más famosa opera Kunqu, Mudanting: http://www.youtube.com/watch?v=2bl6xjCXWsM

2 comentarios:

  1. Me ha encantado este artículo. Lo he encontrado mientras buscaba de casualidad algo sobre la linterna roja. Te felicito porque has resumido muy bien el espíritu de la revolución cultural y cómo esta obra concentra todos estos elementos. Estaba pensando en el teatro en la dinastía Yuan y llegué hasta aquí. Encantada de haber conocido tu blog. Gracias por las referencias y los recursos.

    ResponderEliminar
  2. Pues para mí un gran placer. Saludos hasta España.

    ResponderEliminar

Gustavo Thomas. Get yours at bighugelabs.com

Si tienes algún interés en usar cualquiera de los artículos, imágenes o videos que aparecen dentro de este Blog, contacta antes de usarlos al autor del Blog, dejando tu correo en los comentarios de la entrada que te interesa.