lunes, 13 de setiembre de 2010

El Festival Trigger 2010; La honestidad de la crueldad en el acto performativo.




El 9 de junio de éste 2010 fui invitado a una "Performance-Party" (una fiesta performance) a Raging Spoon, un espacio independiente y alternativo de Toronto. Esta fiesta formaba parte del festival Trigger, un festival independiente dedicado a la vida y al arte alternativo, especialmente el llamado Queer.

Aún cuando Toronto tiene una muy grande comunidad alternativa (y Queer), es un tanto difícil encontrarse un espacio en la ciudad, una ciudad que sueña con el éxito del "American way of life" al estilo canadiense. Así que un evento como el festival Trigger fue casi desconocido para la mayoría de la gente de Toronto, con casi nada de publicidad en los medios y sin un lugar especial en esas revistas "tiempo libre" que pululan por todas partes. Aún con todo ello, Raging Spoon estaba repleto de gente (alrededor de 100, quizás más) en búsqueda de fiesta y performances que rayaran en la locura y lo extraño, y bueno, no quedaron decepcionados.

Para esa noche estaban programados unos 10 diferentes actos de Performance Art (que yo prefiero llamar en inglés Performance Acts), pero dos de ellos, los últimos dos en el evento, merecen mi atención debido a lo sorprendentes y shockeantes (palabra muy mexicana) que fueron desde mi personal punto de vista. Como no iba preparado para ver nada interesante (yo iba sólo a una fiesta en realidad), no llevé mis cámaras y sólo pude tomar fotografías y video con el iphone, así que ustedes perdonarán la calidad de las imágenes que presento.

Travesti, SIDA y una botella de vino.

El primero de estos actos que me llamó la atención fue el de un travesti europeo, quien vive en Toronto, que exponía su impotencia y sufrimiento por su tratamiento contra el SIDA a través de un acto verdaderamente shockeante (ver video "first performance") y que trataré de relatarles paso por paso a continuación:

Él...

- aparece vestido como mujer, con una enorme bolsa de mano que contiene un extractor de jugo, una botella de vino, frascos con medicinas y betabeles.
- corta y acomoda en el suelo, junto al extractor, las rebandas del betabel, así como los frascos de medicinas.
- mientras canta extrae el jugo de los betabeles.
- abre la botella de vino.
- se quita la ropa interior y se recuesta boca arriba sobre el suelo.
- se introduce la botella por el ano y vacía el contenido mientras continúa cantando, prácticamente en gritos.
- muestra, ya en silencio, la botella vacía y bebé las última copas.
- toma el vaso con jugo de betabel y lo coloca en el suelo poniendose en cuclillas encima de él, entonces termina de llenar el vaso con el líquido que sale de su ano. hace lo mismo con otros dos vasos,
- muestra a los espectadores los vasos rellenos de jugo de betabel mezclado con el vino que había sido vaciado en su ano.
- toma el líquido de los vasos y traga las píldoras (o pastillas) de sus frascos de medicinas.
- comienza a limpiar perfectamente, con sus ropas, todo el espacio del performance.




Una muchacha queer.

El siguiente acto que llamó mi atención fue el de una muchacha lesbiana de la zona de Québec (la zona francesa de Canadá), que expresaba su impotencia ante el mundo, el sexismo y la incomprensión de la sociedad a través de la repetición de escenas de su vida (vamos, de la vida real) donde había sido humillada y golpeada debido a su condición de lesbiana o queer, invitando al público a gritar y llorar si así lo sentían (Vean video "Second performance").

Como en el anterior trataré de describir cada paso que recuerdo del perfomance.


Ella...

- da a los espectadores una hoja de papel (ver fotos) con dos frases, en inglés y en francés, invitando a gritar si el espectador lo siente.
- como si vinieran a su cabeza se comienzan a escuchar grabaciones con diálogos entre hombres y muejres, algunos dirgiéndose directamente a ella, que hablan sobre su persona, sobre su apariencia, sobre su sexualidad, en todos siendo humillada y despreciada; cada nueva grabación es como combustible para que ella pueda explotar emocionalmente.
- después de escuchar varias de las grabaciones explota gritando y llorando.
- entre sus gritos, mima una golpiza hacia sí misma, mientras otra muchacha entra y le detiene los brazos, como conteniéndola pero provocando mayor climax.
- cae al suelo y todo queda en silencio.
- se levanta ante el aplauso del publico y muestra dos letreros con frases en inglés y en francés: "I refuse to be a victim" (Yo rechazo el ser una víctima) y "Thanks to the Queer community" (Gracias a la comunidad Queer)



Así que después de aquella noche me he dedicado a pensar bastante en lo que ví ahí.

Si fuéramos tan honestos como esos "performers" lo fueron, entonces estos "actos" deberían cambiar nuestra perspectiva para ver espectáculos.

Aquellos no eran espectáculos en sí mismos, pero eran actos teatrales, actos performativos, mitad realidad mitad puesta en escena. Sus acciones nos dan lecciones de honestidad, sí, pero no son discursos directos de su problemática, ahí hay teatro; no hay que olvidar que ellos decidieron qué mostrar y cómo mostrarlo a los demás; esas acciones performativas caminaban en la línea, en la frontera que separa al sicodrama del teatro personal; eran en parte actos aislados con impulsos histéricos provenientes de seres antisosociales, y en parte eran la cima del actor-santo del "Théâtre de la Cruauté"(teatro de la crueldad).

Sí, aquellos dos actos performativos fueron shockeantes y extraños, sin lo que llamamos profesionalismo y sin una buena puesta en escena, pero eran actos únicos. Nadie de nosotros verá actos como éstos en otras partes... Era algo terriblemente "único", y eran actos escénicos.

Es entonces que algunas preguntas llegan a mi mente: ¿Qué pasaría si ellos fueran actores bien preparados, si ellos fueran grandes acróbatas o muy bien preparados clowns? ¿Qué pasaría si ellos fueran cantantes bien educados" ¿Qué clase de espectáculo veríamos? Seguramente algo insoportable, porque juntar el arte con lo tremendo de la vida real es como la última visión del hombre común ante el rayo fulminante de Zeus.

Si tal combinación no pasa, queda aquél acto, tan simple como fue presentado, y pienso también: preferiría ver esta clase de actos verdaderamente honestos (el tema sexual es lo de menos, cualquier otro tema) que docenas de obras Off Broadway o producciones de imitación americana de los teatros de la calle King en Toronto. Pero díganme, por favor, ¿quién pagaría por ello? ¿quién pagaría por la honestida de "la cruauté" que presenciamos aquella noche? En nuestra sociedad actual, nadie; el "performer" mismo, como así fue.

Para adquirir su poder, su fuerza, éste tiene que ser un acto aislado; detrás de la vida profesional; tiene que ser un acto alternativo, dentro de un mundo subterráneo, un acto "underground".

Tiene que ser un acto provocativo pero fuera de las códigos del arte oficial (y vaya que ahora los códigos de los que se sirve lo oficial son de un rango amplísimo).

Yo amo el buen teatro, la buena técnica, el maravilloso camino por el que la tradición técnica a llevado al desarrollo de la ópera de Pekín o al del Teatro No, adoro la forma en que los buenos realistas norteamericano desarrollan los personajes de Tennessee Williams, pero también me siento profundamente atraído por la crueldad de lo que es honesto, por esos "santos" de nuestro arte escénico, y siento un enorme respeto por aquél que ahora puedo llamar tambien un artista "trigger".

Hay, sin lugar a dudas, una dicotomía (pero no contradición) en mi idea de la apreciación del arte y la creatividad, y la disfruto; es como combustible para mi propia vida creativa.

Hay también un deseo... pero no voy a decirles cuál es.


Aquí, el slideshow de fotografías del evento completo; ustedes reconocerán los actos de los que he estado hablando.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gustavo Thomas. Get yours at bighugelabs.com

Si tienes algún interés en usar cualquiera de los artículos, imágenes o videos que aparecen dentro de este Blog, contacta antes de usarlos al autor del Blog, dejando tu correo en los comentarios de la entrada que te interesa.